Buscar este blog

EL PRIMER BESO

2/23/2017


Se dice que el primer beso de una chica, es algo que nunca se puede olvidar, aunque al juzgar por mis amigas no es la gran cosa, ella me han contado la experiencia dándome a entender que el primer beso es algo tan simple como tomarse un vaso de agua, yo no sabría decir si esa realidad es falsa o verdadera ya que hasta ese tiempo no contaba con la experiencia necesaria para refutarlas.



Antes de hablar del  primer  beso me gustaría presentarme: me llaman Julie y tengo 17 años de edad. Se supone que para esa edad todas o la mayoría de las chicas hubiesen experimento su primer beso. Ese  momento mágico donde todo nos da vuelta, donde las mariposas en el estomago se hacen tonar con ímpetu, donde te transporta a un mundo encanto, donde solo existe la sensación de unos cálidos y rojos labios que se unen a los tuyos dándote la sensación que después de ese momento no existirá nada mas extraordinario en tu vida. Bueno, eso es lo que nos ha hecho creer Disney.


Sin embargo yo no había dado mi primer beso, si nos vamos a los  ¿Porque?
Podría decir que no ha había encontrado al príncipe azul para dicho intercambio de saliva y gérmenes.

Que estaba esperando el momento adecuado para hacerlo, que fácilmente podría  ser en la playa mirando el atardecer y perdiéndonos en el venir y el ir de las olas.


O también después de una cena romántica a la luz de la vela, mientras de fondo suena la canción del Titánic (Creo que esa opción no es muy buena porque me acordaría de Jack y empezaría a llorar, eso no seria tan romántico)

Otra  buena idea seria después de una noche de cine, que saliéramos a pasear con el cielo rodeado de miles de estrella y que el susurrara palabras dulce y cariñosa al oído como por ejemplo:


                                No habrá un día en tu vida en que te falte un chocolate.
                                  Te llevare a comer pizza tres veces por semana.
                                       Robare la clave del Wifi del vecino para ti

¡Eso es romanticismo del mas puro y hermoso señoritas¡


La segunda opción (y posiblemente la verdadera) se deba a mi encantador y tranquilo carácter (nótese el sarcasmo).


Soy una chica tímida de esa que no es muy…muy…muy buena relacionándose con el resto de la humanidad existente, aunque la realidad es la humanidad la que no quiere acercarse a  mi.  No vayan a pensar que es que tengo alguna enfermedad contagiosa o que soy una chica mala. En ninguna medida lo soy, sin embargo, no me gusta estar rodeada de seres con la misma cantidad de materia gris que tienen las cucarachas, créanme de esos seres hay muchos, se de lo que hablo (¿las cucaracha tienen materia gris? Luego lo investigare) en fin en lo que íbamos, tampoco me gustan la hipocresía, el egocentrismo, la vanidad, los prejuicio, lo de doble moral, los que se creen mas inteligente que los demás, y si sigo mencionando me pasaría de la cantidad de palabras que me dieron para el relato.  ¿Ya tienen una idea de porque aun no he dado mi primer beso? Si no la tienen, al menos estoy tranquila porque ya conocen mi odio hacia la humanidad.


Si creo que el primer beso debe ser mágico, con el chico que te gusta, cuando te sientas lista o listo.

Pero  ¿Se supone que el primer beso debe ser así? ¿Qué pasa cuando nos creamos esa ideología en la cabeza y ocurre todo lo contrario? O ¿Cuándo lo recibimos de alguien que ni siquiera nos gusta? ¿La experiencia debe de resultar traumática?.



¿Cuáles es su opinión al respecto?  Yo mientras tanto seguiré aquí esperando que llego el momento mágico de mi primer beso.




No hay comentarios

Publicar un comentario

Dejame saber tu opinión

Diseñado por DreamingGraphics